Estamos habituados a no parar de hablar con nosotros mismos, pero parece que pocas veces lo hacemos de manera amable y cariñosa. Los pensamientos negativos pueden llegar a ser un vicio y afectar a la forma en que experimentamos nuestra vida. Aprender a pensar de manera positiva en lugar de negativa puede ser difícil si no estamos acostumbrados o nunca nos han enseñado. Sin embargo, pensar positivamente puede hacer más saludable tu existencia.

Aquí van las 7 consejos para empezar a pensar positiva-mente.

1.- Estate agradecidos

Aprender a ser agradecidos por todo lo que tenemos en la vida es fundamental para convertirse en un pensador positivo. Si estás leyendo esto es porque tienes vista, Internet… ¡y UNA VIDA! Estate agradecido por todo y por todas las cosas que tienes. Trata todo lo que tienes como un privilegio, hay muchas personas que no pueden disfrutar de ello.

2.- Rodéate de personas que te apoyen en todo momento

Rodéate de personas que te apoyen. Sabes perfectamente quién es una mala influencia en tu vida y quién no. Elije personas que proporcionen sabiduría a tu vida. No todo depende de ti y muchas veces necesitará de otros, lo mejor es que esta gente sea positiva, no te juzgue y esté incondicionalmente a tu lado.

3.- Sé responsable

Pensar positivamente comienza con la intención de querer hacerlo, querer ser más feliz. Esto también implica que tienes que asumir la responsabilidad de que a veces las cosas pueden ir mal en tu vida y necesitarás cambiarlas.

4.- Sé amable

Sé amable con los demás. Es así de simple. Ser amable con los demás te va a generar sentimientos positivos y a la persona con la que estás siendo amable también. De esta forma, todo el mundo gana. Ser amable es ser una buena persona y, una de las mejores maneras de pensar y vivir positivamente.

5.- Haz pausas

A veces necesitamos tiempo para simplemente reducir la velocidad y no llegar a ser absorbidos por nuestros pensamientos. El ritmo de vida actual a veces no nos permite ver el gran esquema de las cosas debido a que estamos encerrados en nuestro pensamiento. Piensa positivamente, vive en el momento, y trata de no pensar demasiado o descontroladamente.

6.- Aprende a perdonar

Se necesita ser una persona fuerte para perdonar algo. Pero lo cierto es que tampoco merece la pena pensar en algo que ya está hecho. Lo hecho, hecho está y es parte del pasado y ahí es donde tiene que permanecer. Perdonar permite seguir adelante tanto a ti y tus errores como a los demás. La felicidad y el pensamiento positivo no se pueden lograr o mejorar si nos anclamos en lo que se hizo en el pasado.

7.- Piensa que el vaso está medio lleno (no medio vacío)

Pase lo que pase en la vida (dentro de lo razonable) tratarlo como para mejor y no para peor. Si estás teniendo un mal día, intenta dar la vuelta a tu proceso de pensamiento sobre lo que ha sucedido aquel día, y piensa en los lados buenos. Esta técnica es simplemente aprender cómo llegar a ser optimista. Pensar optimistamente es pensar positivamente. No todas las situaciones en la vida permiten que pensemos con optimismo. La vida es lucha de vez en cuando. Sin embargo, la mayoría de los sucesos del día a día se puede tratar con este tipo de pensamiento.

 

Uno de los valores fundamentales de Clientia es la positividad con la que nos relacionamos, ¿se respira positivismo y motivación en tu empresa? Pensar de manera positiva ayuda a ser más eficiente en tu trabajo, ¿no crees? Déjanos tu comentario, nos encantará leerlo.
Y si quieres que este ambiente reine en tu trabajo contacta con nosotros podemos ayudarte a conseguirlo