Que el plan de negocio es un documento que recoge los objetivos de una idea de negocio lo sabemos todos.

Que el plan de negocio resume cómo el emprendedor pretende conseguir cuota de mercado y cuántos ingresos cree que obtendrá, también lo sabemos.

Que el plan de negocio debe definir la imagen y estructura de la futura empresa, también.

Lo que a veces no sabemos son los puntos que más interesan a inversores, aquellos por los que se entusiasman cuando nos escuchan; aquellos por los que se plantean “voy a invertir miles de euros en una idea que está escrita en un papel” o probada con unos cuantos clientes en el mejor de los casos.

Te dejamos aquí un bloque de preguntas a las que debe responder tu Plan de negocio para que les haga tilín a los que se plantean gastar su dinero en vosotros y en vuestra idea (y sí, están priorizadas según su importancia):

CON RESPECTO AL CLIENTE:

Además de ti, tu equipo y tus amigos ¿Qué volumen de personas van a querer o necesitar tu producto o servicio? ¿Por qué van a estar dispuestos a pagar por él? ¿Cuánto están dispuestos a pagar por él? ¿Quedará contento una vez lo reciba?

PONERLO EN MERCADO:

¿Cómo vas a hacerle saber al interesado que tienes lo que busca? ¿Podrá encontrarlo de forma fácil? ¿Cuántos como vosotros ya lo tienen en venta?

VOSOTROS Y VOSOTROS:

¿Sois capaces de ser persistente en la búsqueda de vuestro sueño? ¿Conocéis realmente las dificultades que se van a presentar? ¿Sabéis de lo que estáis hablando?

LO QUE OFRECÉIS:

¿Por qué es innovador? ¿Qué tiene de especial con respecto a lo que ofrecen otros? ¿Qué otros productos similares son más baratos?

¡Esperamos que seáis “preguntones”!